Resumen de la Partida II

Comenzamos el resumen de la partida propiamente dicha con esta ilustración de los personajes implicados, obra de Jonathan González. De izquierda a derecha: Sargo lar Mahín, Astaruga de la sociedad del Jabalí, la lanzái copa Segalid y Carid del feral del Toro.

art by Jonathan González

art by Jonathan González

Los habíamos dejado huyendo de Ornija por diversos motivos. Gracias a los contactos previos de Segalid con Sargo, ella y Carid pudieron refugiarse en la misma caravana en la que el gargal y el pandalume abandonaban sus obligaciones en la ciudad. Durante las siguientes semanas recorrieron los llanos y atravesaron Biga en dirección a Lamperuga y Minacota, donde todos ellos tenían asuntos que tratar de un modo u otro. Pero apenas llegados se encontraron con que otro grupo entraba a su vez en la ciudad: una caravana procedente del norte, la corte en movimiento de Anlecar, un caudillo del Morega.

Viendo una oportunidad de hacer negocio con los recién llegados, Sargo y Astaruga comienzan de inmediato a intentar acercarse a la órbita de la corte, mientras Segalid es convocada por la lai que le encargó la misión de Ornija, y Carid acude a la casa de su feral en busca de explicaciones. A ninguno de ellos le salen las cosas tal y como esperaban.

Segalid es enviada de inmediato en otra misión: Anlecar llega desde el norte para solicitar ayuda al Ras en una campaña para pacificar Cabezas Muertas, pero se sospecha que hay partidarios de la Máscara Real entre los suyos. La lai teme que si el Ras da un ejército y armas al caudillo, éste los use a favor de la Real y no de la seguridad de los armas. A Segalid se le ordena introducirse en la corte y averiguar quiénes son esos partidarios de la Real, pero esperar órdenes antes de asesinarlos. Tiene un contacto en el interior, a quien reconocerá por un colgante de mandrágora.

via wikimedia Commons

En cuanto a Carid, lejos de darle explicaciones, las máscaras mayores que lo reciben se lavan las manos sobre lo que pueda haber ocurrido en Ornija, muy lejos de su alcance, pero le ofrecen una solución: continuar ocultándose, ya que es casi seguro que la gente del caudillo gargal vendrá pidiendo su sangre. De hecho, han sabido que en la corte de Anlecar hay  gente toro de su feral que puede refugiarlo, y a cambio puede continuar sirviendo de guardaespaldas a Segalid. Evidentemente, aunque ellos no lo saben, el feral del Toro y al menos una facción de las altacopas se comunican en secreto.

Entre tanto, Sargo y Astaruga se las han arreglado para conseguir una forma de acercarse a Anlecar: gracias a sus contactos, han podido alojar en una posada de Minacota a un considerable contingente de gente serpiente del séquito del caudillo, que no tenían sitio en el palacio que se ha cedido a Anlecar para su estancia. Éste es una construcción antigua, de origen gargal, con grandes patios y cuyas bodegas y sótanos inexplorados se internan muchos kilómetros en la montaña.

Además del puro interés comercial, ambos necesitan la protección de la corte de Anlecar cuanto antes, ya que los problemas que arrastraban desde Ornija les han alcanzado. Se ha  visto a pandalumes del Chan recorriendo la ciudad a caballo, y el jefe de la caravana ha recibido noticias de su “hazaña”. Lamentándolo mucho les pide que abandonen la caravana, no solo por su mala reputación, sino porque no puede arriesgarse a una venganza, pero les promete ponerles en contacto con un pariente suyo que comercia con el norte.

81878-daylightgatemistypendlewoodsbynigelflory

Cuál no sería la sorpresa de Astaruga al encontrarse, una vez en el palacio, con Caogar, el hombre-jabalí con cuya banda asaltara la caravana de Sargo años atrás. Caogar promete introducirlos en la corte, en la que es un jefe importante, y ellos piden ayuda a su vez a Segalid, para que utilice su prestigio como altacopa y sus conocimientos de diversas cortes a su favor. Ella, que estaba buscando el modo de acceder a Anlecar y los suyos, acepta inmediatamente, trayéndose consigo a Carid como guardián.

Una vez en el palacio, Segalid logra entrar en contacto con su informador en el interior, que resulta ser Qarum, principal bruja de guerra del caudillo. Ésta le revela que el brujo Consar Eqe es el principal partidario conocido de la Real en la corte, pero que debe haber más. Le pide que vigile especialmente a los hermanos de Anlecar.

Más tarde los cuatro, en compañía de Caogar, se entrevistan con Cardalea y Dercade, madre y hermano de Anlecar, que se ocupan del comercio. Están de acuerdo en organizar una ruta caravanera directamente hacia sus tierras en el Morega desde el camino de Tres Cortes, subiendo en paralelo a la Sierra Cerrada hasta Palotuda y luego por el río, para evitar Cabezas Muertas y sin cruzar el Carauce, pero durante la conversación todos, y especialmente Segalid, notan una preocupante vehemencia por parte de Cardalea, que insiste mucho en la necesidad de pacificar Cabezas Muertas. La palabra “unificar” se pronuncia un par de veces, pese a que Dercade no parece muy convencido. En la reunión está presente también Per Egol, un gargal de la sociedad del Ibis que sirve de escriba a Cardalea.

via Wikimedia Commons

Por si esto fuera poco, se ven envueltos en una situación muy tensa al encontrarse súbitamente, en una zona designada como santuario, con quien menos esperaban: no solo Carid, del feral del lobo, enemigo jurado de Tamid, sino también su pariente Estrela, que resulta ser parte de la caravana en la que participaba Sargo cuando fueron atacados por la gente de Caogar años antes. Ésta pide ayuda a Sargo como reparación por haberlos abandonado a su suerte, diciéndole que Tamid se está reuniendo con gentes extrañas, cree que gargales, y que está empezando a mezclarse en asuntos que no le gustan nada. Lo que es peor, no quiere hablar del asunto ni con ella ni con el resto del feral.

Mientras tiene lugar esta conversación, Carid y Tamid llegan a algo más que palabras, y Astaruga interviene, no para ayudar, sino para complicar las cosas. Relucen los hierros, y los árbitros del santuario tienen que acudir agitando las lanzas empenachadas para poner orden. Afortunadamente no llega a correr la sangre, y a instancias de los alguaciles se organiza una reunión con un árbitro imparcial para resolver las diferencias. Temiendo una emboscada, Astaruga pide a Caogar que él y los suyos estén cerca, armados y alerta, por si acaso los lobos tratan de atacarlos en lugar de sentarse a discutir términos y resolver la cuestión. Caogar acepta, pero le recuerda a Astaruga que quedará en deuda con él.

Mientras preparan la reunión, continúan los problemas. Carid ha entrado en contacto con las gentes de su feral en la corte, cuyo jefe, Talcoren, le cuenta que están siendo marginados a favor de los lobos de Tamid y los jabalíes de Caogar. A Sargo y Astaruga los interceptan los representantes del lar pandalume al que ofendieron en Ornija, y la cosa termina con un duelo a primera sangre, en el que hieren a Astaruga en la pierna, y la promesa de incluir al lar en la nueva ruta caravanera que piensan abrir con el Morega.

Así que en menos de dos días en la corte de Anlecar, ya se han visto las caras con un arbitraje, un duelo, concesiones comerciales, favores y juramentos, y al menos dos redes de intrigas. La próxima semana veremos cómo se desarrollaron los acontecimientos.

Anuncios

Acerca de enriquecasv

En mis blogs encontrarás relatos de fantasía, ciencia ficción y terror, juegos de rol, y ambientaciones completas, en español y en inglés. You can find in my blogs science fiction, fantasy and horror stories, role playing games and whole settings in Spanish and English. Ver todas las entradas de enriquecasv

2 responses to “Resumen de la Partida II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: