Monstruario

Si algo caracteriza a Máscaras de Matar, como novela, es su relativo realismo. Describe sociedades que no existen y culturas y lugares ficticios, pero nada en unos y otras es imposible, por más exótico que sea. Las gentes de los Seis Dedos y del Chan son hombres y mujeres, que viven vidas de tales, en un ambiente que podría ser perfectamente el de cualquier región montañosa de la Tierra que bordeara una gran llanura. Incluso la magia funciona de manera sutil, y se basa más en la percepción que en efectos espectaculares.

Pero esto no significa que no haya elementos extraños en los Seis Dedos y el Chan. La primera frase del libro (citada de memoria) es “había dragones en el río aquella tarde”. Hay dragones, bichas y elefantes peludos de cuatro colmillos en los ríos, las montañas y el lejano Urante, elementos de terror, misterio y peligro más allá de lo que nos encontramos en el mundo real.

Alguna reseña decía que hay varias maneras de leer Máscaras de Matar. En una de ellas, las brujas hacen magia, don Tavarusa tiene cabeza de cabra y existen los monstruos; en la otra, las brujas sugestionan a los crédulos, don Tavarusa tiene un tocado caprino, y los monstruos no son más que animales especialmente grandes o feroces.

Personalmente, me encuentro en un punto medio, que se refleja en el juego de rol, aunque por supuesto cada uno puede hacer con él lo que quiera. Las brujas trabajan a partes iguales con la sugestión y la verdadera magia, don Tavarusa es hijo del Chivo Viejo y tiene la testuz de una cabra, y los monstruos son bestias salvajes y extrañas, extraordinarias, pero no más antinaturales que cualquier otra.

Esto significa que un dragón o una bicha no están aparte ni por encima del ecosistema. Necesitan alimentarse y reproducirse, y ni van a aparecer fuera de su hábitat natural (¿qué hace un dragón en medio del Chan?) ni van a perseguir o atacar a los personajes sin razón, exactamente como cualquier otro animal. Son bestias monstruosas, pero al fin y al cabo, animales.

Por eso mismo, me gusta imaginar a las bichas, no como híbridos literales de mujer y serpiente (aunque existiendo el precedente de los ogros, nada lo impide), sino como un reptil gigantesco con solo dos patas y un rostro perturbadoramente plano, casi humanoide. La imaginación, los claroscuros de los bosques del Carauce y el Alto Norte, el miedo y la superstición hacen el resto.

Dicho esto, la novela es escasa en monstruos de este tipo para ser fantasía, incluso si no son más que animales grandes. Me comentaba uno de los jugadores de la partida que, en un juego de rol, se echa de menos algo más de variedad en cuanto a criaturas que encontrarse por esos bosques perdidos, y aunque no me gusta meter demasiadas cosas que no aparezcan en la novela, no puedo por menos que estar de acuerdo. La sección correspondiente, con bichas, dragones, y mamuts, no daba más que para un par de páginas.

De modo que lo hablé por e-mail con León Arsenal y estuvo de acuerdo: podemos introducir más bestias en el juego, con la consabida precaución, de la que ya hablamos, de que no se trata de no poner lo que no está, sino lo que no puede estar.

via todocoleccion.net

via todocoleccion.net

¿Qué es lo que no puede estar? Según esta interpretación, que creo que no se aleja demasiado de la novela, dragones con alas y aliento de fuego, basiliscos que maten con la mirada, unicornios gráciles y etéreos, pegasos, hidras de múltiples cabezas, quimeras compuestas de varias bestias distintas, y cosas por el estilo.

¿Qué es lo que puede estar? Seres que, como las culturas de los Seis Dedos, pueden no ser reales, pero son posibles (o al menos, no totalmente disparatados). Al igual que el dragón de Máscaras de Matar es un cocodrilo o dragón de Komodo gigantesco y feroz, otras bestias serán similares a animales naturales, pero de inmenso tamaño y peligrosidad. Varios de ellos, como los elefantes de la novela, que son más bien versiones aún más terribles de los mamuts, están inspirados en bestias prehistóricas reales. En esto seguimos, además, una honrada tradición en obras de fantasía épica y espada y brujería, que comienza por lo menos con el Conan de Robert E. Howard y sus arañas y serpientes gigantes.

El resultado final son unos quince o dieciséis monstruos, a los que se añaden cerca de cincuenta animales normales descritos con sus perfiles según el sistema Fate (en realidad, usando una versión modificada de los estilos de Fate Acelerado, por sencillez). Solo están representados, por supuesto, los animales con los que los personajes vayan a tener algún tipo de interacción que requiera una ficha: no me voy a molestar en darle Aspectos y puntuaciones a una liebre, un gorrión o una trucha de río, pero sí a un perro o lobo, un caballo o una víbora. Incluso hay algunos enjambres de insectos, o bichos venenosos individuales.

via medtogo.com

via medtogo.com

Como ocurre con la lista de equipo, veo estos capítulos como la oportunidad de desarrollar y detallar el ambiente de los Seis Dedos. No es solo una lista de animales que encontrarte: es una manera de describir la vida salvaje de los Seis Dedos, donde hay quebrantahuesos, linces y garduñas que estarían cómodos en un programa de Félix Rodríguez de la Fuente, junto con seres que se nos hacen más exóticos como hienas, panteras y cobras. Esto permite, además, jugar un poco con las expectativas. Al hablar de nómadas y del Chan Maior, de llanuras inmensa y algún desierto, lo primero que viene a la mente son los camellos, pero no hay mención alguna de camellos o dromedarios en la novela, y me parecía interesante dejarlos fuera para desafiar esas preconcepciones.

Anuncios

Acerca de enriquecasv

En mis blogs encontrarás relatos de fantasía, ciencia ficción y terror, juegos de rol, y ambientaciones completas, en español y en inglés. You can find in my blogs science fiction, fantasy and horror stories, role playing games and whole settings in Spanish and English. Ver todas las entradas de enriquecasv

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: