El Arte de Iñaki Sendino

Esta semana vamos a dedicar un monográfico (lo digo como si fuera una revista de cien páginas…) a uno de los ilustradores que han participado en el libro del juego de rol: Iñaki Sendino, que se ha encargado de dibujar a los “representantes” de los distintos pueblos de los Seis Dedos y del Chan. Han sido siete dibujos, cada uno de ellos tomando diversas referencias para crear algo único, que se ajuste a la ambientación de Máscaras de Matar, apartándose de los “atajos” visuales que nos permiten, en estos casos, identificar la estética y la cultura de un pueblo de fantasía con los de uno existente en la realidad. Aquí se ha intentado que no sea el caso, y creo que Iñaki lo ha conseguido admirablemente. Incluso donde se ven rasgos claramente identificables, son piezas sueltas que dan un matiz, pero quedan integradas en un todo mayor, distinto, y con personalidad propia. La excepción, como siempre,  son los nómadas, pero incluso así hemos buscado darles u giro distinto, apartado del estándar turco-mongol, e Iñaki ha conseguido que el conjunto tenga carácter propio.

Gargal

Gargal

El primero es este gargal, que representa el lado más místico y erudito de esta cultura ancestral. La falda, la capucha, la pipa, nos muestran a un gargal meditabundo, con más profundidad que un matón armado; pero aún lleva espada y daga y el torso desnudo y pintado nos muestra que no estamos ante un erudito pusilánime, sino ante un sabio guerrero. Las plumas y la nariz ganchuda del cambuj apuntan a una sociedad de aves, pero es difícil de decir, lo que nos sirve para recordar que no todas las máscaras representan necesariamente animales, y no siempre son inmediatamente identificables.

Mujer Araña

Mujer Araña

Para representar a los armas Iñaki ha escogido a esta mujer araña. Puede ser montañesa, o un arma de ciudad; es difícil de decir por las ropas. Recordemos además que no todos los montañeses son mediarmas. Creo que representa perfectamente el carácter de los armas, avanzando serenamente, pero exudando peligro por los cuatro costados, con las armas desenvainadas, pero bajas, aguardando acontecimientos como una verdadera tarántula que espera sobre su tela para saltar sobre su víctima. Además de la máscara, esta vez muy naturalista, atentos a detalles como la hebilla del cinturón, la red emplomada que lleva a la cintura, o la que le ciñe el torso. El peinado y las ropas de retales le dan un aire salvaje, algo que no se debe descuidar ni siquiera en los armas de ciudad, y las piezas de armadura lacada evocan los segmentos quitinosos de la araña.

Hombre lobo mediarma

Hombre lobo mediarma

Aunque el hombre lobo más conocido es Corocota, un arma, existe también gente lobo mediarma, como él mismo menciona durante el ataque al pinar de Jabalaneté. Aquí vemos a un verdadero montañés, desnudo excepto por la piel del animal extendida sobre los hombros. Es claramente un guerrero y un cazador, acuclillado para seguir el rastro de una presa, ya sea humana o animal, con una expresión d determinación en los dientes apretados que casa perfectamente con el gesto feroz del lobo. Tanto su propia piel como la del animal están cubiertas de pinturas, una muestra más de que ambos son uno. Pero a pesar de su salvajismo montañés, va adornado con joyas, en forma de pulseras, ajorcas y adornos de hueso y metal en el cuello y los hombros, todo ello sin olvidar las piezas de armadura, aquí una hombrera y un brazal, típicas de los gorgotas. Hay que observar también su factura, algo más tosca que en los ejemplos anteriores, como es común en la artesanía mediarma.

Pandalume

Pandalume

Terminados los gorgotas, tenemos aquí a nuestro ejemplo de pandalume. Los pantalones anchos y estampados le dan un aire oriental, pero está claro que tiene identidad propia: el torso desnudo está cubierto solo por las pinturas blanquiazules propias de su pueblo, y por una abundancia de collares y alhajas que se derraman desde el cuello, a juego con las que decoran brazos, frente y cintura. El pelo trenzado, va teñido también de azul y blanco, y entre las manos sostiene la típica espada ondulada pandalulme, pues nada impide a las mujeres de este pueblo, que al fin y al cabo son las que lo gobiernan, tomar las armas del mismo modo que sus hijos y hermanos.

Nómada

Nómada

Habitante de las llanuras interminables del Chan, tenemos aquí a uno de los nómadas, falises, necas, truro o trocalumes, que aterrorizan a pueblos y caravanas desde Aspoulas al Ríorrío, y desde Biga al Puca Reca. De músculos pesados, lleva el típico calzón ancho y botas de montar, y aunque medio desnudo, se adorna con pieles, colmillos y cráneos de animales, tanto los de sus rebaños como sus presas de caza. Atención a la expresión severa y obstinada, la del jinete de las estepas endurecido por décadas de pasar calor y frío, de vientos cortantes y soles abrasadores que le curten la piel hasta convertirla en cuero. A diferencia de la mujer tarántula, el nómada avanza con determinación, el pesado sable de caballería en alto y el ceño fruncido. Él no espera acontecimientos: los provoca.

Caraloca

Caraloca

El último representante de un pueblo es este caraloca. Alto y enjuto, uno puede imaginárselo perfectamente acechando entre los robles y los castaños del Alto Norte, o manejando una canoa en el Oga o el Morega. La postura agresiva, dinámica, recuerda a las espectaculares danzas guerreras con las que a veces sorprenden a los viajeros del Alto Norte, y que sirven tanto para darse valor como para honrar a los espíritus de la guerra que despiertan los hechiceros. Hace honor al nombre de su pueblo al estar cubierto de pinturas multicolores, desde la frente a las rodillas, con motivos serpentinos que evocan los cultos ofídicos que profesan las tribus del norte. Los mismos colores cubren el manto estampado, tan típico de los caralocas, que aquí lleva echado sobre un hombro y sujeto por la armadura, y en el taparrabos. En el Alto Norte escasea el metal más aún que en los Seis Dedos, y por eso el caraloca lleva pocos adornos que no sean de hueso o piedra. Incluso su arma es una maza de madera erizada de cuchillas de pedernal.

Hombre león

Hombre león

Este hombre león es el segundo arma dibujado por Iñaki, para representar, no ya a un pueblo, sino a la autoridad de los armas en los Seis Dedos. Y qué mejor forma que con un guerrero blandiendo la maza, aparentemente imponiéndose por la pura fuerza bruta, pero en realidad con un bagaje que va mucho más allá de lo que se ve a simple vista. La maza no es una mera porra: su doble cabeza de león forrada de bronce dorado es un símbolo de autoridad, que sirve tanto de cetro, para mandar, como de maza, para castigar. Lleva media armadura sobre el lado derecho del cuerpo, sí, pero adornada con detalles intrincados y complejos que evocan la infinidad de reglas tácitas y distingos casi imperceptibles que permean la cultura arma, además de ser un testamento a la legendaria habilidad como artesanos de la gente león. La máscara y la melena convierten la cabeza del guerrero en un símbolo análogo a la maza. No es Gotafiera o Tucatuca, es un hombre león, un juez, que antes fue otra cosa, pero ahora ha sido elegido para gobernar a los armas y a cuantos viven bajo su hegemonía.

Hasta aquí la muestra del trabajo de Iñaki. Tengo que decir que ha sido un placer trabajar con él, que nunca se quejó cuando le decía que cambiara tal o cual cosa, y que siempre me mantuvo al tanto de los progresos, o si había un retraso, a qué se debía. Espero que les gusten tanto como a mí sus ilustraciones, y que podamos verlas en el producto final.

Aquí su tumblr y su blog.

Anuncios

Acerca de enriquecasv

En mis blogs encontrarás relatos de fantasía, ciencia ficción y terror, juegos de rol, y ambientaciones completas, en español y en inglés. You can find in my blogs science fiction, fantasy and horror stories, role playing games and whole settings in Spanish and English. Ver todas las entradas de enriquecasv

One response to “El Arte de Iñaki Sendino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: