Primicias

Esta semana, en primicia, algunos fragmentos del texto casi definitivo del libro básico del juego de rol de Máscaras de Matar. Aún podrían sufrir algún cambio menor, pero no creo que se hagan grandes modificaciones en lo esencial. Vamos a hacer una selección de unos cuantos párrafos para abrir boca sin desvelar demasiado. Los títulos corresponden a temas, no a los de los capítulos del libro.

 

Geografía 

via http://humanandnatural.com/

Aquí, merodeando por los caminos boscosos, uno puede encontrarse los grotescos ídolos del Gochora y el Gallo Rojo sobre sus altares de piedra adornados con calaveras, rodeados por los restos de los fuegos rituales de la noche anterior, y manchados con la sangre de las víctimas. Al caer la noche, se escuchan en la espesura los tambores y los gritos ululantes de las brujas, el rumor de las bichas arrastrándose entre la hojarasca, y, a veces, sonidos fantasmales de origen desconocido, voces perdidas entre los pinos, y canciones que atraen a los incautos a las profundidades, donde les esperan las trampas de las mujeres-araña, de cuyas cuevas nadie ha vuelto con vida, y las danzas seductoras y peligrosas de las mujeres-culebra.

La Máscara Real 

Bueno, es una máscara real...  via http://www.egyking.info/

Durante tres siglos, cada pocos años un reformador se ha echado a los caminos con una máscara de oro afirmando ser la Real y venir para curar a los enfermos y poner fin  a la violencia. La mayoría no son más que charlatanes que intentan aprovecharse de los crédulos, aunque algunos son verdaderos iluminados que se creen llamados a unificar los Seis Dedos. Incluso los más dedicados usan máscaras corrientes, doradas, pero forjadas por cualquiera en su taller. Hasta ahora, nadie había vuelto a forjar una Máscara Real.

Hasta ahora.

Política 

Ogro, Tavarusa, Máscaras de Matar

Sobre todo, hay que tener en mente que en esta región del mundo no existen las fronteras y los reinos tal y como nosotros, al sur del Ríorrío, los concebimos. Para los gorgotas, un rey es un personaje carismático que se ha hecho seguir por numerosos juramentados y partidarios, y no tiene nada que ver con un territorio, ni mucho menos con la herencia. Es, en realidad, la culminación de un señor de la guerra o un jefe bandolero, y no un monarca como lo entendemos nosotros.

Vida Cotidiana 

Edwin Lord Weeks, via Wikimedia Commons

Bajo los soportales, o bajo toldos tendidos entre cuatro postes, ponen sus tenderetes los buhoneros, hierbateros y mercachifles, y danzan las bailarinas mestizas por unas monedas, entre brujas que echan las suertes sobre una estera y venden amuletos, y ociosos que fuman en pipa. En las plazas se organizan mercados cada vez que llega una caravana, o se reúnen los sacerdotes, rapados y pintados, los sabios con mantos y los filósofos a debatir sus teorías, cuando no se organiza una representación teatral, o un poeta o músico ambulante se sube a un pedestal para vender su arte por unas monedas bajo la mirada aburrida de un alguacil con una lanza o un fusil colgado perezosamente al hombro.

Los Gorgotas 

Astaruga, escriba gargal, por Jonathan González

A nosotros, pandalumes de las ciudades comerciales del Chan, nos suele parecer que los gorgotas son brutales y poco refinados, e incluso un poco simples, pero nada hay más lejos de la realidad. Aunque no sean aficionados a codificarlo todo como las gentes del Sursur y no escriben tratados sobre sus costumbres y etiqueta, lo cierto es que todo arma, gargal y mediarma conoce su lugar y el de los suyos, y está siempre cuidadosamente atento a todas las  sutilezas del trato que se le da a él mismo y a otros, dónde se sienta cada uno, con quién hablan los grandes y con quién los subordinados, quién es el eje de una conversación y quién un participante marginal, quién un grande y quién un suplicante. Todas estas sutiles distinciones nunca son expresadas en voz alta, pero tienen una importancia capital.

Los Pandalumes 

Pandalume

El corazón del lar son las lais, las matriarcas que conservan la sabiduría ancestral del grupo y sus tradiciones, regulan el comportamiento de sus miembros y toman las decisiones importantes. La pertenencia a este grupo es informal, pues no hay ceremonias particulares: una mujer es una lai cuando las demás lais la aceptan como tal, la invitan a sentarse con ellas y a discutir los asuntos del lar. Son siempre mujeres de edad y madres, de sabiduría y experiencia reconocidas. No conozco ningún caso de una lai joven o que no haya tenido hijos, pero no digo que no pueda haberlos.

Los Dioses 

El Mazacote, por Daniel Puerta

En tercer lugar están los genios de las montañas, llamados también demonios. Son deidades bestiales, criaturas que
personifican todos los aspectos más salvajes, incivilizados y brutales de la naturaleza, en todo su riesgo, su gloria y su
crudeza. Son el ciclo de la vida y la muerte, el cazador y la presa, la lujuria de la reproducción y la furia del combate. Pocos de ellos tienen paciencia o inclinación alguna para los lujos de la sociedad civilizada, pues son seres primarios,
difíciles de controlar y muy peligrosos. Quizá por eso los representamos con formas de bestias: el Gochora, con aspecto de jabalí, el Chivo Viejo, o el Gallo Rojo, aunque su verdadera forma, si la tienen, es un misterio.

Y hasta aquí las primicias de hoy. Otro día, si quieren, alguna más.

Anuncios

Acerca de enriquecasv

En mis blogs encontrarás relatos de fantasía, ciencia ficción y terror, juegos de rol, y ambientaciones completas, en español y en inglés. You can find in my blogs science fiction, fantasy and horror stories, role playing games and whole settings in Spanish and English. Ver todas las entradas de enriquecasv

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: