Inspiraciones Históricas 3 Celtas

La semana pasada vimos como podemos trazar paralelismos entre culturas reales, en este caso los iberos, y culturas ficticias de manera que nos sirvan de inspiración y apoyo cuando tengamos que dar color a una descripción o un ambiente, o sencillamente cubrir algún aspecto que no esté descrito en las fuentes de la ambientación, básicamente la novela y el juego de rol (y en breve la antología). Como decíamos, no tiene ni siquiera que ser la cultura en su más pura acepción antropológica; nos vale el destilado, aunque sea estereotípico, que se ve en la cultura popular. Hoy hablaremos de aplicar este método a una de las culturas de las que más se han ocupado los medios: los celtas.

Mientras que en el caso de los iberos nos íbamos a centrar en los gorgotas, los celtas nos ofrecen posibilidades para ocuparnos de varios pueblos de los Seis Dedos. De ellos nos dice César que se organizaban en función de relaciones de clientelismo, de modo similar a los romanos y, como hemos visto, a los iberos. Y por supuesto, a los gorgotas. Políticamente parece ser que eran monárquicos, aunque se han detectado trazas de asambleas. En Irlanda, los reyezuelos locales debían fidelidad a otros más poderosos hasta llegar al Alto Rey. Podemos trazar un paralelo con los jueces de la gente león o los caudillos armas y su superior teórico, el Alto Juez. Incluso en este sistema, tienen mucha importancia los grupos basados en clanes (la palabra en sí es irlandesa) que podemos asimilar a los ferales.

Socialmente, los romanos registran un nivel de independencia de las mujeres y libertad sexual que a ellos les chocaba, pero que encaja muy bien con el mundo de Máscaras de Matar, y en este caso con casi todas sus culturas. También se mencionan mujeres guerreras, y en las leyendas irlandesas, mujeres-druidas-guerreras, que pueden servirnos de inspiración para las brujas gorgotas y pandalumes: medio desnudas, pintadas, enjoyadas, sabias pero feroces y sanguinarias.

En la misma línea, se suele representar a los celtas luchando desnudos y pintados, algo que nos suena a todos los que hayamos leído Máscaras de Matar. Se los describe habitualmente luciendo joyas de oro, plata y bronce, especialmente torques en el cuello y los brazos. La arqueología confirma que eran piezas particularmente complejas y de diseños intrincados. Podemos inspirarnos en este tipo de adornos para las alhajas tan típicas de los gorgotas, especialmente en los torques rematados con cabezas de animal y los cascos con crestas zoomórficas. Incluso se describen a veces peinados complejos, que podemos asimilar al copete de los caralocas, o a los cortes de pelo inspirados en animales típicos de los gorgotas.

En cuanto a la religión, los rituales se celebraban generalmente en el bosque, en lo alto de colinas, o en pantanos, lo que nos recuerda al pinar de Jabalaneté de Máscaras de Matar y a los altares y monolitos que se encuentran en los caminos del Alto Norte y el Carauce.  Con todo, yo recomiendo huir de usar a los druidas como modelo (aparte de lo ya mencionado de las brujas), porque gracias al movimiento romántico desde el siglo XIX tienen una serie de connotaciones que se dan de tortas con la ambientación de Máscaras de Matar.

La caza de cabezas se menciona como una actividad típica de los celtas, como lo es de los gorgotas. Hallazgos arqueológicos en el sur de Francia también han mostrado cabezas colocadas en los pórticos de asentamientos o viviendas, lo que nos recuerda a las calaveras que adornan las puertas y el altar del Artam Orata, o las que se encuentran colgando de los árboles en Cabezas Muertas y alrededores.

Como curiosidad religiosa, el sincretismo romano-céltico dio origen en Bélgica y partes de Francia, Europa Central e Inglaterra al dios Mars Camulus, presumiblemente un dios guerrero cuyo nombre recuerda al Bas Camul de los armas.

Pese a que los autores clásicos los retraten como bárbaros y salvajes, lo cierto es que los celtas combinaban aspectos que nos pueden parecer poco civilizados (desnudez, pinturas, cabezas cortadas) con otros que no tenían nada que envidiar a los romanos. Éstos adoptaron de ellos, por ejemplo, la cota de mallas, el casco típico de los legionarios, la espada y posiblemente la jabalina. Aunque es cierto que muchos asentamientos celtas son fortalezas enrocadas en las colinas (algo que nos puede venir muy bien como inspiración para las poblaciones del Carauce), en la Galia y otras zonas había auténticas ciudades, no muy distintas de las de cualquier civilización clásica.

En este aspecto los celtas nos sirven para encontrar ese equilibrio entre salvajismo guerrero aficionado a la caza de cabezas, la desnudez ritual y los sacrificios humanos, y un nivel de vida y civilización más complejo, con metalurgia avanzada, ciudades de población respetable y comercio a larga distancia. El modelo nos puede servir tanto para los gorgotas como para los caralocas, a quienes ya hemos descrito como encarnando precisamente esa dualidad, y para cuyos cultos, relacionados con el agua y la sanación, podemos inspirarnos en los de Lusitania y en Aquae Sullis, hoy Bath, en Inglaterra.

Así pues, vamos a hacer una lista de similitudes entre celtas y pueblos de los Seis Dedos, a partir de las cuales podremos extrapolar otros aspectos relacionados:

  • Equilibrio entre salvajismo y civilización compleja.
  • Organización de tipo familiar, con jefes ligados entre sí por relaciones de clientela.
  • Presencia de un jefe supremo cuyo poder es más bien ritual (solo armas).
  • Independencia de las mujeres y relativa libertad sexual.
  • Mujeres guerreras y mujeres a la vez hechiceras y guerreras.
  • Tendencia a ir desnudos, cubiertos de pinturas, y con joyas intrincadas y peinados complejos. Motivos de tipo animal.
  • Tecnología militar compleja pese a esa apariencia de salvajismo.
  • Lugares sagrados en lo profundo del bosque, colinas, etcétera.
  • Templos asociados al agua y la sanación (principalmente caralocas)
  • Caza de cabezas, y uso ritual de las mismas en lugares sagrados.
  • Asentamientos, desde simples fuertes a ciudades, en colinas y elevaciones.

Con estos mimbres podemos tejer un relato o una partida en la que aquello que no tenemos claramente definido para las culturas de los Seis Dedos podemos tomarlo de sus equivalentes celtas, basándonos siempre en lo que tienen en común y construyendo a partir de ahí.

La próxima semana, etruscos y romanos.

Anuncios

Acerca de enriquecasv

En mis blogs encontrarás relatos de fantasía, ciencia ficción y terror, juegos de rol, y ambientaciones completas, en español y en inglés. You can find in my blogs science fiction, fantasy and horror stories, role playing games and whole settings in Spanish and English. Ver todas las entradas de enriquecasv

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: