Inspiraciones Históricas 8 América Precolombina

Llegamos a la penúltima entrada de esta larguísima serie sobre posibles inspiraciones históricas para Máscaras de Matar. Esta va a tratar sobre la América Precolombina, que es una generalización sin mucho sentido, como decir “la Europa medieval” y mezclar Castilla con Armenia, pero por conveniencia lo vamos a hacer así.

¿Qué podemos obtener de la América Precolombina para Máscaras de Matar? En primer lugar, la estética es importante. Ya en su momento de Apocalypto como inspiración visual, aunque históricamente sea floja. Guerreros pintarrajeados, adornados con pieles y plumas, las máscaras grotescas de los sacerdotes, los cuerpos medio desnudos y adornados con alhajas de oro y jade… Por supuesto, aparte de la película hay toda clase de fuentes sobre el aspecto y la vestimenta de mayas, aztecas e incas, de todo lo cual se pueden sacar detalles interesantes. Incluso aquí he usado alguna vez una máscara azteca, mezcla de calavera y serpiente, que me recuerda mucho a la de Viboraz en la novela.

Aztec skull mask

Mosaico de turquesa y obsidiana. Via Pinterest.

En particular, las descripciones que se hacen en la novela sobre los bajorrelieves tallados en las paredes de las casas de Minacota y otros lugares siempre me han recordado a la decoración de las pirámides mesoamericanas, con sus rostros bestiales llenos de dientes y ojos, deformes y retorcidos, entrelazados de tal manera que es imposible distinguir dónde empieza uno y termina otro. Algo como esto:

Otro aspecto a tener en cuenta es la relativa escasez de metal en los Seis Dedos, que es un problema también en la América precolombina. Desde luego, había oro a espuertas, y plata en Potosí y otros lugares, pero faltaba, o no se conocía, el hierro y el estaño.  En el caso de los Seis Dedos, vemos abundancia de joyas de oro y de bronce, pero no demasiada plata, y el hierro y el acero se reservan para máscaras y armas. Los aztecas, mayas e incas nos ofrecen una imagen de una sociedad avanzada en la que no están presentes esos metales. Las armas, por ejemplo, se hacen de obsidiana o de piedra, los adornos de jade, de hueso y de turquesa, y lo que se puede hacer en cerámica y madera no se hace en metal.

Muchas sociedades precolombinas lo son de tierras altas. Particularmente los incas, pero también parte importante de los mayas, y algunas culturas próximas a los aztecas. Perú y Bolivia en particular nos ofrecen imágenes interesantes de fortalezas ciclópeas que nos pueden inspirar para ciudadelas como la de Minacota, o para las cumbres de las Tierras Altas del Carauce y del Bal Bartán. Puestos a ello, incluso los textiles andinos nos pueden servir de modelo para las esteras en las que se sientan los habitantes de los Seis Dedos, o podemos encontrarnos a un mediarma con algo similar a un poncho.

En cuanto a la sociedad, en el caso maya, parece que ser, además de la imagen típica de sacerdotes astrónomos, las ciudades-estado del Clásico Tardío estaban dominadas por aristocracias guerreras continuamente enfrentadas en vendettas, con inestabilidad política y fragmentación del poder, todo lo cual, supongo, nos suena bastante. Podemos aprovechar esta dualidad para inspirarnos en los mayas para los gargales: refinados e ilustrados y a la vez guerreros y crueles. Aunque los olmecas y toltecas, considerados como ancestros por otras culturas precolombinas, quizá quedan mejor para ciertos aspectos de los gargales como “originadores de la civilización”.

En cuanto a la organización social, la América Precolombina nos da mucho material con el que trabajar en el tema, que ya hemos mencionado, de la organización del trabajo y la propiedad de la tierra. Entre los mayas, la tierra era propiedad de clanes familiares aristocráticos. En el caso de los aztecas, las ciudades-estado se organizaban en calpullis, que poseían la tierra, controlaban las escuelas, principalmente militares, recaudaban impuestos, y en algunos casos administraban los barrios o funcionaban como gremios de una determinada ocupación. El calpulli servía también para organizar partidas de trabajo y grupos militares cuando la situación lo requería, y estaba generalmente gobernado por un consejo y un jefe principal. Todo eso, excepto quizá lo de los gremios (y aún así, la gente-león destaca como herreros y orfebres, por ejemplo, hay ferales manamaragas, y puede haber variaciones locales) es una descripción exacta del funcionamiento de un feral, sociedad guerrera, eredal, e incluso lar pandalume.

via deconceptos.com

Los incas usaban un sistema similar, llamado ayllu. El ayllu está basado en el parentesco, pero puede adoptar miembros, exactamente igual que un feral. Como ferales y eredales, eran (o son, porque en cierta forma aún existen) autosuficientes, y se basan en relaciones internas de reciprocidad. Los miembros están obligados a ayudarse unos a otros, y al mismo tiempo el ayllu organiza la mit’a, la obligación de trabajo para el Estado, por ejemplo en la construcción de carreteras, la guerra, etcétera, generalmente de forma rotatoria. Recordemos a las mujeres cuervo haciendo guardia en los parapetos de Minacota.

En el aspecto religioso podemos utilizar a las sociedades mesoamericanas para entender cómo una cultura avanzada, que nosotros llamaríamos “civilizada”, puede convivir perfectamente con el sacrificio humano más cruento, las efusiones rituales de sangre, etcétera. También podemos equiparar a los santones gorgotas con los sacerdotes mayas y aztecas, que parecen haber tenido tanto de oficiales religiosos como de chamanes, y que probablemente utilizaran danzas complejas y plantas alucinógenas en ciertos rituales, particularmente los mayas.

Bailarinas en trance, quizá brujas.

Apocalypto, Mel Gibson (2006)

La próxima semana, en la última entrada de esta serie, veremos varias otras culturas muy por encima, con elementos sueltos que podemos utilizar para nuestras partidas.

Anuncios

Acerca de enriquecasv

En mis blogs encontrarás relatos de fantasía, ciencia ficción y terror, juegos de rol, y ambientaciones completas, en español y en inglés. You can find in my blogs science fiction, fantasy and horror stories, role playing games and whole settings in Spanish and English. Ver todas las entradas de enriquecasv

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: