Inspiraciones Históricas 9 Miscelánea

Hoy, para terminar esta serie que ya dura nueve semanas (sin la media), vamos a ver unos cuantos ejemplos sueltos de otras culturas y civilizaciones de las que podemos extraer inspiración y referencias para nuestras partidas de Máscaras de Matar. Están bastante resumidos, por lo que no tengas miedo en tomarlo como punto de partida e informarte más sobre qué elementos de estas culturas puedes utilizar en tus partidas.

Antigua China 

Si equiparamos a los armas con Japón, los gargales son nuestra China. Una civilización antigua y refinada, de la que otras han tomado una cultura “clásica” con su religión, literatura, mitos, costumbres… pero a la vez con lado cruel. Los gargales son famosos por sus artes (ojo al término “artes”) de la tortura, mientras que en nuestro mundo la expresión “tortura china” es ya una frase hecha. Es importante tener en cuenta ambos factores: tanto la crueldad refinada, como la cultura antigua y compleja en la que todo tiene razón de ser y todo está codificado de antemano de acuerdo a secretos ancestrales.

En particular, el aspecto religioso y filosófico de China les viene muy bien a los gargales, incluyendo la reverencia por las montañas sagradas, los templos taoístas en grutas , las artes marciales inspiradas en los movimientos de los animales, la meditación, e incluso el concepto de guanxi, la primacía de las relaciones personales sobre las normas, que nos puede servir para orientarnos en la compleja red de clientelismo de los gorgotas en general, y los gargales en particular.

Antigua Esparta 

Iba a poner antigua Grecia en general, pero prefiero concentrarme en Esparta por un motivo concreto. Podemos importar casi directamente la relación entre los espartanos, los ilotas y los periecos al sistema de castas de armas, mestizos y mediarmas. Los ilotas eran técnicamente siervos, pero podían tener propiedad perosnal, practicar sus ritos religiosos, organizarse en grupos familiares a modo de clanes (o lares, eredales…) e incluso acompañar a los espartanos a la guerra. A cambio, carecían de privilegios políticos de ningún tipo y debían trabajar para el estado y entregar parte de su producción. Podemos compararlos con los grupos mestizos o momgargas sin privilegios, que habitan las ciudades armas pero no tienen organización política propia, y a menudo trabajan para las autoridades gorgotas, como es el caso de los alguaciles de Minacota.

En cuanto a los periecos, tampoco tenían derechos políticos, pero eran libres, y servían de reserva militar y auxiliares, comerciantes y artesanos, además de vivir de manera prácticamente autónoma. Tenían sus propios asentamientos, aunque sometidos al poder espartano, y participaban en igualdad de condiciones en el ejército. No hay que hacer muchos malabarismos para compararlos con los mediarmas libres que viven bajo el poder de los armas en Minacota, el Chan y otros lugares.

Cosacos y Nómadas 

Evidentemente, la inspiración más clara para los nómadas del Chan son los pueblos altaicos: turcos y mongoles. Pero hay mucho más en las estepas: la cultura escita, de origen indoeuropeo, con su característico estilo animalista, puede servirnos para diferenciar a nuestros nómadas de la imagen más típica del mongol. O podemos irnos a los cosacos, que usan “calzones de un rojo subido”, como los trocalumes, y como ellos tienen parientes sedentarios, y que al mismo tiempo tienen una estética muy característica, con cabezas rapadas con trenzas y mechones en la coronilla, bigotes caídos, camisas bordadas, etcétera. Otro ejemplo inusual de pueblos nómadas asociados al caballo son, por ejemplo, los gauchos de la Pampa.

Aparte de todo esto, podemos ir más allá de la estética básica e ir a las costumbres y las tradiciones. Por ejemplo, la larga tradición de narración oral acompañada de instrumentos de cuerda frotada, o los bailes rituales antes de los combates de lucha tradicional (estos, en el libro de rol, los pasé directamente a los armas, porque hay una referencia a un “tablado para bailarinas y luchadores” en la posada del Dragón de Minacota).

África, Asia, Oceanía 

Esta serie da solo algunas posibilidades usando civilizaciones conocidas, de las que podemos tomar elementos a gran escala para completar nuestras partidas, pero hay mucho más. A la hora de ilustrar varios capítulos del libro básico, por ejemplo, Daniel Puerta se basó en los diseños de tatuajes tribales, pinturas corporales y arte de pueblos del Pacífico, de África y del Índico. Fue idea suya inspirarnos en los Asaro de Nueva Guinea, que utilizan máscaras de barro que les cubren toda la cabeza, para los enanos patacones, y para ellos también podemos tomar ejemplo de los pueblos pigmeos de África Central. O podemos inspirarnos en las elaboradas danzas con máscaras del Sudeste Asiático, especialmente Tailandia e Indonesia, para el arte de los gorgotas.

Como dijimos al hablar de la importancia de la palabra: no temas innovar, explora. Cualquier cosa, cualquier detalle, puede servirte para dar color y sabor a una escena o una partida, sin importar lo inverosímil de su origen. Mézclalo todo, manténlo siempre dentro de lo que es razonable que aparezca en el mundo de los Seis Dedos y, sobre todo, diviértete con ello.

Anuncios

Acerca de enriquecasv

En mis blogs encontrarás relatos de fantasía, ciencia ficción y terror, juegos de rol, y ambientaciones completas, en español y en inglés. You can find in my blogs science fiction, fantasy and horror stories, role playing games and whole settings in Spanish and English. Ver todas las entradas de enriquecasv

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: