Calendarios I

sousse_mosaic_calendar_april

A la hora de desarrollar el trasfondo de un juego de rol, un asunto que me parece importante, y que se suele dejar de lado, es el del calendario. En muchos juegos, o ambientaciones de cualquier tipo, aparece mencionado como de pasada, o se asume un calendario estándar europeo y a correr. En otros ni siquiera aparece.

Y sin embargo, el calendario organiza la vida de un pueblo, le da ritmo y le indica qué se debe hacer en cada momento, cuando cultivar, cuándo recoger, cuando trabajar y cuándo descansar. Y ese calendario, lógicamente, se debe adaptar a las condiciones locales, particularmente a los ciclos agrícolas y climáticos, que a su vez están muy relacionados. Por poner un ejemplo, el día de Acción de Gracias que celebran hoy en Estados Unidos desciende de la fiesta de la cosecha, que en el norte de Europa cae a finales de Noviembre, pero en el sur puede oscilar entre Agosto y Septiembre. En Navidad se suele cenar cordero, y, qué casualidad, en la antigüedad solía sacrificarse a los corderos en invierno.

También en la antigüedad había una “estación de campañas” bien definida en la que se iba a la guerra, normalmente alrededor de la primavera y el verano. En otoño, sobre todo en el norte, hay que recoger la cosecha; en invierno no hay nada que requisar ni saquear, y el clima es traicionero. En Máscaras de Matar, si nos fijamos, lo vemos claramente en las fechas que escoge Don Tavarusa para bajar el Magaz hasta Ruq Ulea y atacar el Chan.

Ogro, Tavarusa, Máscaras de Matar

No necesitamos un calendario absolutamente detallado en el que podamos marcar las fechas con una cruz de rotulador, pero el mero hecho de servirnos como orientación respecto al clima y la actividad económica y guerrera, debería impulsarnos a tener, al menos, una idea general de cómo funciona. El problema, desde luego, es que primero tenemos que saber cuáles son las condiciones climáticas, y lo que es peor, las astronómicas: cada cuánto gira el planeta sobre su eje y alrededor del sol, con qué ángulo, a qué distancia…

Afortunadamente, podemos simplificar esto último asumiendo que es equivalente a la Tierra, por simple comodidad. Pero, ¿significa eso que hay cuatro estaciones y ya está? De nuevo volvemos a la aplicación del calendario europeo estándar y a correr. Donde yo vivo, que es parte de España, ya cuesta reconocer las estaciones; el calendario tradicional egipcio tenía tres, relacionadas con el ciclo del Nilo; los climas tropicales tienen dos, húmeda y seca. ¿Por qué asumimos que todos los mundos de fantasía están ambientados en Herefordshire o algún sitio así?

MedievalTown

Algo así

Lo cierto es que en Máscaras de Matar podemos reconocer las cuatro estaciones, pero con un carácter particular, que además depende mucho de la región. Al ser una zona con grandes montañas y llanuras, y muy lejos del mar, los climas tienden a ser extremos. Pensemos en Aragón o Burgos en España. Sabemos que los inviernos en los altos del Carauce son atroces, y con fuertes nevadas, pero a la vez, la primavera y el verano en los valles y en torno a Minacota son calurosos y húmedos, difíciles de distinguir (hay moreras y plátanos en Minacota, lo que nos dice que el frío nunca es demasiado), y el verano en el Chan puede ser tórrido. El otoño lo vemos en el Alto Norte, húmedo y lúgubre, pero al parecer no excesivamente frío.

Así pues, aunque tengamos en cuenta las diferencias, podemos establecer cuatro estaciones básicas. Ahora, ¿cómo dividimos el año? Como las matemáticas son las mismas en todas partes, la mayoría de los pueblos (no todos) han dividido el año de trescientos sesenta y cinco días en más o menos doce meses de unos treinta, a menudo en conexión con las fases de la luna. Y para separarlos han establecido fiestas y ritos periódicos, muchas veces, como hemos visto, asociados a eventos climáticos o agrícolas, o directamente astronómicos, como son los solsticios y equinoccios.

Esto nos lleva a otra cosa que me suele poner de los nervios: la insistencia de la fantasía en general en importar las cuatro fiestas pseudo-celtas de toda la vida (generalmente no de las fuentes originarias, sino de otros libros de fantasía, o de literatura wicca) como si fueran universales culturales. Hay muchas otras cosas que se pueden hacer en los cuatro puntos claves del año, muchas otras culturas en el mundo, y veremos qué se puede hacer con ellas la próxima semana.

 

Anuncios

Acerca de enriquecasv

En mis blogs encontrarás relatos de fantasía, ciencia ficción y terror, juegos de rol, y ambientaciones completas, en español y en inglés. You can find in my blogs science fiction, fantasy and horror stories, role playing games and whole settings in Spanish and English. Ver todas las entradas de enriquecasv

One response to “Calendarios I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: