Calendarios II

sousse_mosaic_calendar_may

La semana pasada hablábamos de lo que significa el calendario para un pueblo, y por extensión lo que supone en una ambientación fantástica: nos permite conocer mejor la vida y la cultura de los personajes, cómo es el lugar donde habitan, a qué se dedican, y qué es importante para ellos. Terminábamos hablando de la tendencia generalizada a utilizar una versión simplificada de la “rueda del año” de la wicca, supuestamente de origen celta o germánico.

Como ya hemos demostrado por aquí alguna vez, hay vida, y civilización, más allá de las Islas Británicas y la llanura centroeuropea, de manera que me niego a caer en eso. Una ambientación con un personaje al que se trata de “don” no puede limitarse a un samhain, un imbolc y un beltane. Podemos tomar ejemplo de infinidad de culturas alrededor del mundo, cada una de las cuales tiene sus propias fiestas, a menudo muy distintas de las que uno asocia con los cuatro momentos clave del año.

Dicho esto, esos cuatro momentos clave tienen su razón de ser. Son eventos astronómicos, los solsticios y los equinoccios que marcan el paso de las estaciones, que como vimos son la división fundamental del año, y se pueden identificar en el mundo de los Seis Dedos. Pero no tienen por qué ser los únicos momentos clave del año. Otros pueblos pueden usar referencias astrales, como puede ser la aparición y desaparición de una determinada constelación en el horizonte (se me ocurren Sirio y las Pléyades) o los movimientos de un determinado planeta (Venus entre los mayas); desde luego, en un mundo fantástico las constelaciones y planetas serían otros, pero el sistema sería similar.

aah-2

¡Hasta luego, Horus!

Así que podemos elegir cualquier momento astronómico que queramos, o incluso usar otra referencia cíclica, como es el caso de las crecidas del Nilo. Quizá el Riorrío crece cada año en primavera con el agua que le aportan el Magaz y el Ondo, e inunda los campos que lo rodean. Quizá solo lo hace el Magaz, alimentado por las nieves de las Tierras Altas, y en el valle se usa un calendario local asociado a estas crecidas.

Incluso si nos quedamos con los solsticios y equinoccios, no tenemos por qué copiar las fiestas celtas ni germánicas. Podemos, por ejemplo, asociar cada momento a uno de los dioses conocidos, y desarrollar fiestas basadas en ellos, sabiendo lo que sabemos de la cultura gorgota. Por ejemplo, la estación de las campañas es la primavera, que comienza en Marzo. Quizá el equinoccio de primavera está dedicado a Bas Camul, el dios de la guerra. Podemos imaginar revistas militares, danzas con armas similares a las de los salios romanos y quizá sacrificios. Los indoeuropeos solían sacrificar caballos al dios de la guerra, y sabemos que los escitas le sacrificaban prisioneros de guerra.

salii

O, si nos centramos en el equinoccio de otoño, podemos asociarlo a Arbar, diosa del rayo y el trueno, ya que es la estación de las lluvias. Sabemos que los santuarios de Arbar tienen una torre del rayo, que quizá contenga una campana o un gigantesco tambor con el que imitar el sonido del trueno. Posiblemente se celebre su fiesta con el sonido de tambores, y como es también diosa de la sanación, con algún ritual relacionado con los heridos de la temporada de campañas, o los enfermos en general. Del mismo modo, el comienzo del invierno se puede vincular a Ejaune, tutelar de los muertos, y quizá inspirar en el Día de los Muertos mexicano.

Esto son solo ejemplos rápidos, aunque en el libro están más detallados. Como digo, podemos usar otras referencias astrales o geográficas, inspirarnos en los matsuri japoneses o en las fiestas de la India, y hacer algo completamente distinto. Lo que es más, probablemente cada pueblo tenga sus propias tradiciones y calendarios, que pueden convivir perfectamente. Imagina a los personajes gorgotas comentando que Parautapedra está engalanado porque “hoy es el año nuevo pandalume”.

Y quizá es el año nuevo para los pandalumes de los Seis Dedos, pero no para los lagoáns o los de Tres Cortes. Puede haber infinidad de calendarios locales y tradiciones asociadas a una ciudad o una tribu determinada. Aprovéchalo para dar color y ambiente a tus partidas, y para dar la impresión de que es un mundo vivo, en el que el tiempo pasa y la vida sigue, hagan lo que hagan los personajes.

Anuncios

Acerca de enriquecasv

En mis blogs encontrarás relatos de fantasía, ciencia ficción y terror, juegos de rol, y ambientaciones completas, en español y en inglés. You can find in my blogs science fiction, fantasy and horror stories, role playing games and whole settings in Spanish and English. Ver todas las entradas de enriquecasv

2 responses to “Calendarios II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: