Tras la Máscara II

La semana pasada hablábamos de este artículo, que trata sobre el aspecto psicológico de las máscaras en el mundo real: cómo a menudo parece que tienen una personalidad propia y persistente, que a veces “nace” como la de un niño y se desarrolla con el tiempo, cómo sus portadores con frecuencia sienten que no son ellos mismos cuando las portan, e incluso que son “espíritus” o están poseídos, y cómo en algunas sociedades se considera que lo que hagan con la máscara puesta no es obra suya, sino del espíritu de la máscara.

proceso1

En realidad, podría acabar esta entrada aquí. Todo ello lo vemos en el universo de Máscaras de Matar, con distintos matices y filtrado a través de las culturas de los Seis Dedos y ese particular carácter de magia insinuada pero no confirmada que tiene la ambientación. Pero en esta entrada no vamos a ver cómo se manifiesta la magia de las máscaras; para eso están la novela y el libro de rol. Hoy vamos a hablar de cómo aplicar eso en nuestras partidas.

Recordemos aquel párrafo del artículo que hablaba sobre las personalidades persistentes de las máscaras. En el mundo de los Seis Dedos, como sabemos, no todos los cambujes son personales e intransferibles. Algunos se guardan en santuarios de ferales o sociedades, y se escoge a un portador temporal para unas circunstancias determinadas. Para esto nos valen por igual las máscaras de matar (“es simplemente una máscara de matar hecha para que la lleve gente lobo”, dice Corocota), las máscaras tradicionales de las altacopas, o alguna máscara menor de un feral o de un santuario. ¿Quién sabe? Quizá incluso los alcaldes de la ciudad sagrada de Resegra tienen máscaras especiales que usan sus subordinados para cumplir ciertas funciones.

Imagina que tu personaje recibe temporalmente un determinado cambuj, uno que ya han usado otros antes. Al ponérselo, deja de ser Astaruga de la sociedad de los jabalíes, y pasa a adoptar temporalmente la identidad de la máscara; o mejor dicho, una mezcla de ambas, la suya y la del cambuj. Quizá usa una máscara arcaica, de arcilla roja, que representa a uno de los llamados “bermejos”, un jabalí joven y violento, y esos rasgos de personalidad se mezclarán con los suyos. Pero, y ahora viene lo interesante, es posible que más adelante esa máscara pase a, digamos, su pariente Caogar, también un hombre jabalí. Aunque ambos no puedan ser más distintos, cuando Caogar vista la máscara, parte del carácter salvaje del bermejo se mezclará con su personalidad.

hogmask01

A la hora de interpretar, podemos sacar el máximo partido a esto, hasta el punto de lo inquietante. Quizá Astaruga y Caogar adoptan exactamente los mismos gestos mientras visten la máscara del Bermejo: rechinar los dientes, atusarse la barba, lo que sea. Quizá, y esto suele tener bastante efecto, empiezan a utilizar una misma coletilla, o una expresión que antes no utilizaban. En casos extremos pueden hacer referencias veladas a acontecimientos que ocurrieran mientras el otro calaba la máscara (sin abusar; puede que tengan una idea, como algo recordado en un sueño, pero no sirve para transmitir información).

Lo mismo funciona a la inversa. Imagina la sorpresa de un cliente habitual cuando su altacopa favorita se presenta con una máscara que no había llevado antes, y descubre su personalidad completamente cambiada. Es la misma persona, pero se mueve de manera diferente, habla de manera distinta, y se comporta de forma totalmente opuesta. Ahora haz que se cruce con una segunda altacopa, que lleve la máscara de la original. ¿Cómo reaccionará nuestro cliente?

máscara altacopa

Como decíamos, todo esto se puede extender al aspecto social. La máscara protege, pero también obliga. Digamos alguien te ofrece el cambuj de un manamaraga que acaba de morir en un duelo, ¿te arriesgas a asumir, junto con ella, la posible venganza de aquellos a los que matara mientras la llevaba?  Cuando te ofrecen una máscara, ¿qué deudas, qué obligaciones, qué lazos lleva aparejados? Es más, incluso, ¿qué personalidad, qué recuerdos?

Pero no todas las máscaras son antiguas, ni heredadas, ni llevan una historia aparejada. Muchos personajes llevarán también máscaras personales, y éstas nos pueden dar también mucho juego. Pero de ello hablaremos la próxima semana.

Anuncios

Acerca de enriquecasv

En mis blogs encontrarás relatos de fantasía, ciencia ficción y terror, juegos de rol, y ambientaciones completas, en español y en inglés. You can find in my blogs science fiction, fantasy and horror stories, role playing games and whole settings in Spanish and English. Ver todas las entradas de enriquecasv

One response to “Tras la Máscara II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: